A Comisión de Infraestruturas e PXOM da CEO reclama novamente reactivar a A-76

IES CHAMOSO LAMAS
  • La demanda coincide con la lanzada por la CEG para hacer de la A-76 una posible vía alternativa a potenciales desperfectos futuros como el desplome del puente de la A-6 
  • Se trata de una demanda histórica de la provincia que la CEO pide al Gobierno central que atienda ya como prioritaria y no se demore más en el tiempo
  • La Plataforma Pro A-76 es un instrumento necesario para impulsar esta autovía
  • La Comisión alerta además sobre el empeoramiento de comunicaciones y servicios en la comarca valdeorresa en los últimos meses

La Comisión de Infraestructuras y PXOM de la CEO reclama nuevamente la ejecución de la autovía A-76 Ourense – Ponferrada, estratégica y de vital importancia para Valdeorras, Ourense, Monforte y, en general, para las comunicaciones entre Galicia y Castilla León.

Sus integrantes solicitan que se atienda como preferente esta infraestructura de la provincia, ya que es una demanda histórica de Ourense que lleva años sufriendo planificaciones fallidas, cambios de trazados, ejecuciones a medias, reducciones presupuestarias, retrasos, paralizaciones y promesas incumplidas.

HIPER MASIDE

Unas buenas vías de comunicación son determinantes para que el tejido empresarial de nuestra provincia sea más competitivo y nuestro territorio se convierta en un lugar atractivo para el asentamiento de industrias que generen empleo y riqueza, pues las infraestructuras de comunicación constituyen una de las mejores herramientas para homogeneizar la economía de los territorios.

Además, la Comisión hace hincapié en que, desde hace meses, es innegable y una realidad contrastable el empeoramiento de las condiciones de comunicación y movilidad en la comarca de Valdeorras, pues a la paralización de la autovía A-76 y de la circunvalación que enlazará la C536 y N120, se suman las deficientes o prácticamente inexistentes conexiones mediante tren y autobús con este territorio. Por lo tanto, es determinante ejecutar cuanto antes el proyecto de trazado de tercer carril en la N-120 entre el Alto de Guítara y Ourense, lo que reduciría los costes y el tiempo de viaje entre Ourense y la comarca de Valdeorras evitando los atascos que se producen en ese tramo de 28 kilómetros al ser imposible adelantar, así como el perjuicio que ocasiona, entre otros, al sector de transporte de mercancías. Además, en lo que se refiere a la carretera autonómica OU-533, que comunica los municipios de A Gudiña y A Rúa, es vital no sólo acondicionarla sino transformarla en una vía rápida, lo que permitirá acercar el AVE a Valdeorras.

Por todo lo anterior, la Comisión de Infraestructuras y PXOM de la CEO se suma a la propuesta formulada por la Asociación Empresarial de Valdeorras -Aeva- de reactivar la Plataforma A-76 como una herramienta necesaria para continuar reclamando la autovía A-76 y de la que se beneficiarían directamente tres áreas estratégicas como Valdeorras, Monforte y el Bierzo y, por extensión, todas las comunicaciones entre Galicia y la meseta.

En el ámbito empresarial, la CEG se ha pronunciado también en el mismo sentido en una reunión mantenida ayer con la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, y el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, en la que instó al Gobierno a impulsar el desarrollo de infraestructuras como la A-76 que juegan un papel fundamental de conexión con la meseta y que podría funcionar como complemento o alternativa si se dieran nuevas situaciones similares al derrumbe reciente del puente en la A-6.

Entre las finalidades de la Comisión de Infraestructuras y PXOM de la CEO está la de llamar la atención sobre la acuciante necesidad de unas infraestructuras modernas que permitan a la provincia estar en una posición de igualdad con respecto a otros territorios. Así, el presidente de esta Comisión Alejando Cruz, solicitó en los órganos de gobierno de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) que se apoye la ejecución de la autovía A-76.

La labor de esta Comisión no es otra que continuar con la tarea de vigilancia y análisis sobre estas obras de vital importancia, y otras venideras, con el fin de llamar la atención de los poderes públicos sobre su correcto desarrollo, así como promover el cumplimiento de todas ellas en los plazos comprometidos.