Comunicado da banda de gaitas Do Irixo sobre a polemica co concello

IES CHAMOSO LAMAS

La fundación de la Banda de Gaitas O Irixo se remonta a los años 90, pero fue en el año 2017 cuando los últimos 5 componentes de la agrupación, tras un importante periodo de declive, decidieron recuperar la banda. Estos 5 componentes, cuatro de los cuales conforman la actual Asociación de Gaiteiros do Irixo, son también alumnos y profesores en la banda de gaitas, vecinos de O Irixo cuyo único objetivo era mantener viva la tradición, recuperar nuestras raíces y expandir la cultura que nos identifica como pueblo, conceptos que carecen de valor para la corporación municipal. La creación de la Asociación tenía como único objetivo legalizar el pago del profesorado por parte del ayuntamiento, pudiendo así recibir el dinero como subvención nominativa, y actuar como representante legal de la banda de gaitas en la solicitud de la subvención anual de la Diputación de Ourense, para el fomento de actividades escénicas y musicales.

Desde los inicios de esta segunda etapa de la banda de gaitas, el profesorado aceptó alumnos de cualquier edad desde los 3 años, muchos de ellos rechazados en otras agrupaciones o actividades por su corta edad. El número de alumnos registrados en la agrupación alcanza hoy en
día cerca de 30 alumnos, que acompañados de sus correspondientes familiares nunca
manifestaron queja alguna por la gestión de la banda de gaitas, las clases impartidas o la relación entre compañeros. La agrupación musical funciona en equipo. Todas las decisiones que se toman desde la Asociación son expuestas, consultadas y aceptadas por el conjunto de alumnos, padres y madres que conforma la banda. Es por este motivo, que la Asociación invitó el pasado 2 de julio al alcalde del municipio, Manuel Cerdeira, a una reunión conjunta en la que se esperaba aclarar la situación actual y buscar posibles soluciones. Sin embargo, el alcalde no se presentó a la citación ni respondió a ella. Ante tal acto de irresponsabilidad, el conjunto de alumnos, padres y madres acordaron firmar una solicitud formal, presentada por registro en el ayuntamiento el pasado 5 de julio, en la que solicitan una reunión con el regidor, en la fecha, hora y lugar que decida y que comunique vía email al correo de la banda de gaitas. Desde la Asociación, ante la
actual situación de clases paralizadas, consideran razonable esperar un plazo máximo de 15 días para ser citados. En tal reunión, esperan poder ver la justificación del Concello para afirmar que la agrupación no mantuvo las clases durante los años 2020 y 2021. A pesar de la situación de crisis sanitaria por Covid-19, el profesorado impartió clases online durante los tres meses de confinamiento y retomaron las clases presenciales en el 2021, justificables con listados de asistencia y evidenciadas en las actuaciones que ofreció la agrupación en el mismo año, como su participación en el XII Certame Celtibérico de Bandas de Gaitas celebrado en el mes de julio en el Concello de Cea, el concierto en el II Encontro Músico-Cultural de agosto en el Concello de O Irixo y un concierto de Navidad en diciembre.

Por otra parte, la agrupación musical manifiesta su desacuerdo por el supuesto mantenimiento de la banda y del local, que afirma pagar la corporación municipal. El profesorado, que como se ha expuesto en los anteriores comunicados ha dado clases durante mas de un año sin cobrar lo correspondiente a su sueldo, puede presentar facturas de material indispensable que tuvieron que comprar con su propio dinero como palletas para las gaitas, aunque previamente se le había solicitado al ayuntamiento en varias ocasiones. En cuanto a las instalaciones, los integrantes se quejan de que el local de ensayo se encuentra en unas condiciones lamentables, con placas de cartón yeso en el techo pegadas con cinta aislante para poder mantener su integridad, unos cuartos de baño en condiciones antihigiénicas e insalubres con una “puerta” de cartón como
división entre la clase de percusión y el retrete, o las telas de araña y falta de limpieza que se observa en el interior del edificio y que justifican con fotos y vídeos.

Ante tal situación, los alumnos de la banda de gaitas no entienden cómo el alcalde puede seguir exigiendo su participación gratuita en todas las misas patronales de las 12 parroquias del ayuntamiento, actuaciones que se acordó no realizar de balde en el Convenio firmado por ambas partes en 2020, o en los eventos municipales para los cuales no invitan a la agrupación, como la próxima “Feira do Tellado” que se celebrará en el ayuntamiento y en la cual la banda ya había participado en antiguas ediciones rememorativas. Desde la banda de gaitas, como asociación sin ánimo de lucro y declarada apolítica, quieren aclarar que ninguna actuación remunerada en la que
participa la banda en su conjunto, es cobrada a nivel personal si no que se destina a fondos de la agrupación musical.
Desde la Banda de Gaitas O Irixo, quieren poner de manifiesto que el problema no es la gestión de la agrupación ni la creación de una asociación formada por los propios alumnos, si no la incompetencia de la corporación municipal que pretende devaluar el trabajo de los componentes de la banda, ofendiendo con mentiras y creando una atmósfera de malestar general que se podría resolver tan solo si cumplieran con su palabra.