Past Autos Racing con nove equipos no Rally de Asturias Histórico

IES CHAMOSO LAMAS

El equipo ourensano será uno de los protagonistas de la octava cita puntuable para el certamen continental

El Campeonato de Europa de Vehículos Históricos vuelve a España. Después de iniciar el certamen hace ya varios meses en el Costa Brava, ahora los principales contendientes del certamen continental se dan cita en Pravia (Asturias) los días 2 y 3 de septiembre para intentar lograr la victoria en el Rally de Asturias Histórico.

OZOCOgz Deseño Galego

En esa lucha por la victoria y en las distintas categorías y clases el equipo ourensano Past Autos Racing tiene mucho que decir. En esta ocasión serán nada menos que nueve equipos los que competirán bajo los colores de la escuadra ourensana, con opciones de triunfo en prácticamente todas las categorías presentes.

Nuevamente la punta de lanza del equipo Past Autos Racing será Antonio Sainz. A los mandos del Subaru Legacy intentará refrendar en terreno conocido su evolución con el 4×4 japonés, en esta ocasión con Carlos Riesgo como copiloto. Tras el sexto lugar en Hungría y el tercer puesto en el Rally de Avilés Histórico puntuable para el nacional, el madrileño aspira a seguir creciendo tramo a tramo y por qué no, pelear por el podio continental ante los grandes especialistas.

Jesús Díez Villarroel y el ourensano Álex Cid afrontan la cuarta parada de su primer año en el Campeonato de Europa con el firme propósito de refrendar con un buen resultado los excelentes cronos que están marcando en los tramos continentales. A los mandos del Ford Escort MkI, el equipo partirá con el 7 en las puertas y con la moral recargada después del descanso veraniego.

Continuando con su programa en el Nacional de Históricos, Francisco Casas tomará la salida a los mandos de ya habitual Porsche 911 SC con el que ya compitió en 2019 en esta prueba. Esta carrera servirá además como homenaje a Antonio Boto, fallecido recientemente y que precisamente copilotó a Casas en esa edición de la carrera.

Carlos Sampayo y su nueva copiloto para esta prueba, Irene Serrano, continúa con su proyecto en el Europeo, en un segundo año en el que los resultados y cronos son mucho mejores y más constantes. La progresión del ourensano a los mandos del Renault 11 Turbo es evidente y el objetivo pasa por seguir recortando la diferencia con los equipos punteros en su clase.

Quinta prueba europea este curso para Fernando Dameto, que copilotado por otro ilustre de las carreras nacionales, Salvador Belzunces (en sustitución de Guifé Pujol), seguirá peleando por los puestos de cabeza de la categoría 3, en la que marcha octavo clasificado provisional. La apuesta en cuanto a montura recae nuevamente en el Porsche 911 SC que ya conoce tan bien.

Pablo Sotorrio y Jaime Ponte, con el Volkswagen Golf GTI con el que ya participaron en el pasado Rally de Avilés Histórico finalizando en una excelente duodécima posición, parten con opciones dentro de hacer un buen resultado dentro de la categoría PRE 81 del Campeonato de España, aprovechando las virtudes del ligero vehículo alemán en las siempre complicadas carreteras asturianas.

En un vehículo ya poco habitual dentro de los certámenes de velocidad, el BMW 1502, Imanol Goiriena y Adolfo González buscarán seguir sumando podios en la categoría Classic del Campeonato de España de Rallys Histórico.

Como no, en Regularidad Sport, Asier Santamaría y Roberto Rentería parten como claros favoritos a la victoria a los mandos del espectacular Ford Sierra Cosworth con el que marcan un ritmo por momentos mejor que muchos de los participantes  de velocidad, en una categoría realmente competida e igualada que gana participantes y adeptos según pasan las carreras.

Gustavo Alija y Víctor Francisco Suárez también defenderán los colores de Past Autos Racing en la cita asturiana, en este caso a los mandos de un Peugeot 205 Rally y dentro de la categoría de Regularidad.

Por delante, dos días de competición y 135 kilómetros cronometrados para un total de diez especiales, en las que los participantes tendrán que esforzarse al máximo para completar el recorrido.