Manuel Baltar convoca un pleno extraordinario para aprobar nuevas medidas contra el COVID19

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, avanzó hoy las medidas que aprobará el pleno de la corporación provincial en sesión extraordinaria el próximo 29 de abril, acciones para las que la Diputación destinará más de 8,2 millones de euros; medidas que tienen como objetivo poner en marcha nuevas iniciativas para hacer frente a la crisis sanitaria, social y económica del COVID-19 en la provincia de Ourense.

Publicidade

Baltar considera “de prioridad absoluta” las ayudas a autónomos, comercio y Pymes: “Son quienes dinamizan el territorio, creando riqueza y empleo, y esto hay que hacerlo con agilidad, liquidez y sin burocracia, para acelerar al máximo este proceso de colaboración económica”, afirma el presidente, quien defiende que de esta manera “damos un giro a nuestra política, dejando el cemento por la actividad económica para que esta ayuda capilar llegue a todos, fundamentalmente a autónomos y comerciantes, que son más de 4.000 en toda la provincia de Ourense”.

 La sesión, que será retransmitida por Internet para prensa y público, tendrá lugar el próximo 29 de abril. Teniendo en cuenta el Reglamento orgánico de la Diputación de Ourense, en las circunstancias extraordinarias actuales es posible que muchos diputados opten por no asistir a la sesión plenaria como medida de prevención de riesgo de contagio, situación que por analogía, y de forma excepcional, se considera equiparable a la de incapacidad temporal, por lo cual se permitirá la emisión del voto a distancia. En este sentido, el secretario general de la Diputación ha enviado a los diputados las instrucciones a seguir para el pleno, en las que se les recomienda evitar la participación presencial en el pleno a aquellos diputados cuya presencia física no sea imprescindible, quedando autorizados a emitir su voto a distancia entre la fecha de recepción de la convocatoria del pleno y hasta el momento de la votación.

Además de las medidas económicas, el presidente de la Diputación solicitará la aprobación en pleno de la declaración de luto oficial en la provincia a causa de los fallecimientos provocados por el coronavirus, cuya cifra total en la provincia asciende en este momento a 102 personas. La declaración de luto oficial se extenderá desde el día de su aprobación en pleno (29 de abril) y hasta el fin de la pandemia en la provincia de Ourense. “Un gesto simbólico de compasión por el dolor de nuestra gente -afirma Baltar- y de todas las personas que sufren con esta pandemia. Honramos así la memoria de los que nos dejaron, al tiempo que expresamos nuestro compromiso en defensa de la vida y de la igualdad”, expresa.

Baltar afirma que convocó hoy viernes el pleno extraordinario y que las medidas que contemplan “pasan, en primer lugar, por que los alcaldes de la provincia entiendan que este no es un momento para realizar obras; hay que dejarlas en un segundo lugar, para focalizar la inversión social en las personas y sobre todo en aquello que genera empleo y riqueza en la provincia: los autónomos y las Pymes. Por eso vamos a llevar a pleno un plan de medidas para los autónomos, con ayudas directas, y también pensamos en una línea de ayudas para trabajadores que han sido despedidos o que se encuentran en un ERTE y medidas de apoyo económico para las Pymes”.

Todas estas iniciativas son compatibles con el Plan EmpregoOU 2, que destinará a todos los ayuntamientos de la provincia una cantidad económica para que puedan hacer contrataciones, “porque el empleo se va a resentir y los ayuntamientos tienen que seguir liderando el territorio”, explica Manuel Baltar.

El presidente destaca, además, que las medidas que se aprobarán en el pleno “contemplan una serie de convenios con la CEO y la Federación Provincial de Comercio para poner en marcha una plataforma de venta on line exclusivamente provincial, para fomentar la compra en el comercio de proximidad; y el Colegio de Economistas de Ourense también va a disponer de un cantidad económica, fruto de un convenio con la Diputación, para poner en marcha una ventanilla única empresarial para asesorar a las Pymes y autónomos de la provincia”, comenta Baltar, añadiendo que a eso se suma la colaboración con el Colegio de Psicólogos y con el de Ingeniería Informática para explotar las posibilidades del teletrabajo.

También se refirió Baltar a que en el pleno se aprobarán ayudas directas a entidades sociales como Aspanas, una de la comarca de Celanova y la Asociación de Empresarios de Valdeorras, “y haremos hincapié en la colaboración con la Xunta de Galicia y con cuatro ayuntamientos de la provincia para poner en marcha infraestructuras socio-sanitarias: el nuevo centro de salud de A Rúa, la ampliación de la residencia de mayores de Porqueira, la residencia de Trasmiras y el centro de día de Riós”.

Inversión social

“En definitiva, una inversión social -valora Manuel Baltar-. Los momentos que estamos viviendo nos llevan a priorizar en esta esfera social, a ayudar directamente a los autónomos a la Pymes, a los desempleados, focalizando nuestro esfuerzo inversor en infraestructuras socio-sanitarias y en ayudas a colectivos y entidades sociales”.

Todas estas medidas complementan a las otras iniciativas que ha puesto ya en marcha la Diputación de Ourense a lo largo de esta crisis sanitaria, entre las que figuran: 1,7 millones de euros dedicados a gasto social, 400.000 euros para la compra de material sanitario; reforzar los servicios de teleasistencia y los de ayuda en el hogar; impulsar programas nuevos como “BenOurense Veciñ@s”, para las personas que vivan solas en los municipios de la provincia, y también el programa “ComerciOU”, para que las personas que se encuentran en un momento de vulnerabilidad puedan invertir en el comercio local.

Manuel Baltar recordó también que este año “desarrollamos una nueva línea de ayudas a entidades sociales, por importe de 300.000 euros, que completa otra anterior de hace semanas de 300.000 euros, adjudicada directamente a las 18 entidades sociales de la provincia que están más vinculadas con los colectivos especialmente vulnerables por el COVID-19”.

El presidente provincial remarca que gracias a la buena gestión económica de la Diputación en 2019 “tuvimos un remanente de tesorería importante, el cual podemos destinarlo a afrontar una situación excepcional como la actual, pero también debemos recordar un proyecto estratégico para la provincia como es el Centro Gallego de Innovación en la Formación Profesional, de ahí que en el pleno de 29 de abril, junto con estas medidas, pondremos sobre la mesa diferentes acciones que ayuden a paliar esta crisis económica, ya que después de la crisis sanitaria está la crisis social, y por eso trabajamos desde el minuto uno con todas las fuerzas empresariales de la provincia de Ourense para planificar ya la salida de esta grave situación”.