45 expositores de 4 países ofrecen en Antiq Auria unha viaxe ao pasado a través de miles de obxectos

>> Expourense acoge la 7ª edición de la Feria Internacional de Antigüedades con expositores de España, Portugal, Suiza y Francia

>> Cada expositor cederá una pieza por la que los visitantes podrán pujar, a partir de 5 euros, en la gran subasta del domingo a las 12.00 h.

AVANTAR ACTIVIDADES

La séptima edición de la Feria Internacional de Antigüedades, Antiq Auria, abrió sus puertas esta tarde en Expourense ofreciendo al visitante un viaje al pasado, desde el más lejano (siglo XVIII y XIX) hasta el más reciente de la década de los 80 y 90 del siglo XX e incluso ya de comienzos del XXI. Un total de 45 expositores de España, Portugal, Suiza y Francia ofrecen miles de objetos de todos los precios, tamaños, gustos y épocas en una cita organizada por la Asociación “Memoria Antiga” con la colaboración de Expourense y de la Diputación Provincial de Ourense.

Antiq Auria despierta el interés de multitud de curiosos que se acercaron hasta Expourense desde primera hora, siendo continua la llegada de visitas a lo largo de esta primera tarde.

Los que también se acercaron esta tarde fueron algunos de los miembros del Patronato de Expourense como el delegado territorial de la Xunta de Galicia, Gabriel Alén y el diputado de representación institucional de la Diputación de Ourense, Rosendo Fernández; así como la presidenta de la Asoc.de Mujeres y Profesionales de la Provincia de Ourense (AME), María Cabanelas.

Participan en esta feria expositores procedentes de varios puntos de España (Galicia, Asturias, Cantabria, Andalucía y Comunidad Valenciana) y Portugal y también expositores de Suiza y Francia. Destaca en esta edición la presencia por primera vez de expositores de referencia que participan en los mercados de antiguëdades más importantes de Europa que son los celebrados en el sur de Francia (Montpellier, Avignon y Beziers) ya que son los que mayor número de anticuarios concentran.

El objetivo de Antiq Auria, tal y como indican desde “Memoria Antiga”, es “poner en valor lo antiguo y que la gente conserve y le tome cariño a las cosas viejas porque son parte de su historia”. Al mismo tiempo, quieren promover el hábito de comprar antigüedades.

Todos los objetos expuestos se pueden englobar en las categorías de antigüedades, coleccionismo o vintage pero resulta complicado elegir el sector más representado porque, haciendo un recorrido por el recinto, puede concluirse en que hay absolutamente de todo.

En lo referente a las antigüedades propiamente dichas (objeto con más de 50 años) pueden encontrarse juguetes, teléfonos, relojes, muebles, joyas, utensilios de plata, porcelanas, etc.

En la sección de coleccionismo se puede encontrar numismática, filatelia, objetos militares y religiosos, etc.

La feria cuenta también con un área reservada a los objetos vintage (siglo XX), que se han convertido en una moda y en un referente en la decoración de hogares y negocios.

El horario de apertura será mañana sábado 7 y el domingo 8 de 10.30 a 14.00 y de 16.30 a 21.00 h.. La entrada tiene un coste de 3 euros y es gratuita para menores de 12 años.

Subasta el domingo

Durante esta séptima edición se repetirá la “gran subasta” que tendrá lugar el domingo 8 por la mañana a partir de las 12.00 h. Cada expositor cederá un objeto para subastar entre el público asistente y cada uno de ellos tendrá un precio de salida de 5 euros. “Se trata de una buena oportunidad para hacerse con piezas únicas a muy buen precio”, explican los organizadores. Además, para premiar la fidelidad se sorteará entre los visitantes una antigüedad aportada por “Memoria Antigüa”.