Viajeros al tren

II EDICIÓN COCHES CLÁSICOS NO IRIXO

Miguel Mosquera Paans, escritor

Cualquiera que circule por una autopista analizando su hechura, comprobará la existencia de un  sistema estratificado de gravas para la consolidación, pavimentado y resistencia del firme; el drenaje,  la canalización en las márgenes de la vía, los peraltes, arcenes y elevaciones que evitan que animales salvajes invadan el trazado provocando un accidente, a lo que se suman puentes, viaductos y túneles, que salvan los accidentes geográficos. Aunque también podrá apreciar un sistema de peajes además de las señales indicativas del kilómetro donde en ese momento el automovilista se encuentra, junto con la oportuna información de las distancias que lo separan de los distintos destinos. Es muy posible que incluso, a lo largo del recorrido, pueda ver distintos carteles donde se expone lo relativo a qué institución la financió, la cuantía de la obra, y probablemente asimismo, el nombre del titular de la cartera ministerial que ejecutó la construcción.

XUNTANZA DE CLÁSICOS NO IRIXO

Lo extraordinario es, fuera de toda duda, que haciendo una comparación, dejando al margen alguna mejora tecnológica como el uso de derivados petroquímicos como el asfalto obtenido por destilación de crudo en sustitución del mortero, o el reemplazo de  miliarios por los actuales hitos kilométricos en metal, poca diferencia hay entre la más moderna autopista y una vía romana, que incluía a la entrada de las poblaciones un pavimentado en losa para moderar la velocidad de los carros y jinetes.

Una habilidad que se hace extensiva a acueductos, a la logística de transporte civil y militar, la estrategia militar y comercial; un sistema tributario y jurídico aún vigente; un modelo censal, económico o de organización del territorio, y un sinfín de conocimientos y aplicaciones desarrollados por el imperio Romano que, pese a haber sido mejorados en algo los últimos cien años, aún no han sido superados.

Tal fue la capacidad de un pueblo capaz de hacer funcionar un sistema de calefacción central para toda la ciudad de las siete colinas, de manera ininterrumpida a lo largo de más de cuatrocientos. años, desde hace casi veinte siglos. Y todo esto se debió a su naturaleza ecléctica, al comprender que todo el mundo hace algo bueno, sabiendo aprovechar esa característica ajena e incorporándola como propia. Pero también con la consciencia plena de que lo que permite la estabilidad y  crecimiento social, político y económico, es el más complejo sistema de comunicaciones, algo que lograron mediante un complejo sistema de postas, a través del más completo sistema de carreteras,  como es el caso del Itinerario Antonino, que desde el siglo II d.C., enlazaba el vasto territorio, permitiendo la comunicación entre la más alejada provincia con el corazón del imperio, facilitando el transporte de viajeros, mercancías y fuerzas militares.

Los arqueólogos José María Eguileta —Académico de Bellas Artes—, y Jesús Celis, responsable de Patrimonio del Instituto Leonés de Cultura, involucrado en la excavación de Lancia, la más importante ciudad de los astures, ante tamaño maremagno de logros, coinciden al afirmar que si los romanos no inventaron el motor de explosión fue sencillamente porque no lo necesitaron.

Este es precisamente el meollo de la cuestión, las comunicaciones, además del papel esencial del ferrocarril en el último siglo, junto con la incoherencia de la construcción de las nuevas estaciones intermodales a lo largo de la geografía nacional, al tiempo que se cierran terminales menores, abandonando trayectos que unen las localidades del rural con los grandes núcleos, dejando sin servicio a multitud de usuarios, como es el caso de los estudiantes que a lo largo del curso se desplazan desde Carballiño a Ourense, Vigo, Santiago o A Coruña.  Las reiteradas reclamaciones de vecinos de tantas poblaciones ponen de manifiesto que, pese los argumentos de Renfe y Adif, lo que faltan no son viajeros sino trenes, y es que hay que entender que, lejos de administrar el transporte buscando sólo la rentabilidad económica, lo que debe primar es el beneficio social.



Outros ártigos de Míguel Mosquera Paans:

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” O Enchufe “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El sexo de la pobreza “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El rédito de la mentira “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” Ajeno “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: Memoria Democrática

Non Omnis Moriar