Baltar destaca “el gran paso que significa para la promoción termal que las grandes ciudades balnearias sean patrimonio mundial de la Unesco”

Como presidente de la Asociación Europea de Ciudades Históricas Termales, Manuel Baltar felicita a las 11 ciudades de 7 países que han sido incluidas en esta exclusiva lista, las cuales son miembros de la red termal que preside  

Publicidade

El presidente de la Diputación de Ourense y de la Asociación Europea de Ciudades Históricas Termales, Manuel Baltar, destaca “el gran paso que significa para la promoción termal que las grandes ciudades balnearias de Europa hayan sido reconocidas como patrimonio mundial de la Unesco”. En este sentido, felicita a las 11 ciudades de 7 países que han sido incluidas en esta exclusiva lista, las cuales son miembros de la red termal que preside. 

“Esta es una nominación transnacional, un logro que supone muchos años de investigación, debate y duro trabajo”, expresa Manuel Baltar en un vídeo de felicitación, en inglés, donde señala que, en nombre de la Asociación Europea de Ciudades Termales Históricas, me gustaría extender mis más cordiales deseos y felicitaciones a los representantes institucionales de estas ciudades y a todos los que han trabajado para lograr este gran éxito”, y añade que juntos, “estos grandes pueblos balnearios ayudan a contar la historia del termalismo y la historia de Europa”. 

En su mensaje, Baltar enfatiza que esta distinción “representa un paso muy importante para todos los involucrados en la protección y promoción del patrimonio termal de Europa. Más personas querrán escuchar, aprender, visitar y experimentar las Grandes Ciudades Balnearias de Europa, así como la cultura, el patrimonio, el paisaje, los edificios y, por supuesto, las aguas que conforman estos destinos que, desde la antigüedad, han atraído a viajeros de todo el mundo”. 

“El interés por las ciudades termales de los Grandes Balnearios y nuestra propia red fomentará un mayor respeto y deseo de conservar y salvaguardar este patrimonio, en un momento en el que el mundo más necesita de las ciudades-balneario, que conectan a las personas con la salud y el bienestar, y también con la historia del desarrollo europeo y todo lo que implica en el ámbito de la medicina, las artes, la sociedad, la política y toda nuestra historia común”, subraya Manuel Baltar. 

VIDEO Premer na Imaxe