Baltar asiste a reunión por videoconferencia da comisión de Deputacións da Femp

IES CHAMOSO LAMAS

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, afirmó hoy en la reunión por videoconferencia de la Comisión de Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares de la FEMP, que “el dinero público es de todos, y ese “todos” incluye a los vecinos de provincias y municipios, por lo cual no consentiremos que el Gobierno haga lo que quiera con los presupuestos que corresponden al conjunto de entidades locales”. Baltar defendió la autonomía que la Constitución otorga a las entidades locales e instó al Gobierno “a no utilizar los poderes excepcionales del estado de alarma para apropiarse de los ahorros que les corresponden a las provincias y a los ayuntamientos”, dijo.

En la reunión -la tercera que celebra la comisión de Diputaciones de la FEMP en esta legislatura-, el presidente del gobierno provincial instó al Gobierno de Pedro Sánchez a no utilizar ni estado de alarma ni otros subterfugios legales “para manejar a su antojo los ahorros que por ley pertenecen a las entidades locales porque, si no, vulneraría leyes y preceptos constitucionales”. En este sentido, Baltar pide al Gobierno que “respete y garantice” la independencia y autonomía que la Constitución Española y las leyes otorgan a las entidades locales “para la gestión de sus recursos y del dinero público, que es de todos y cada uno de los españoles, no de un gobierno en concreto”.

OZOCOgz Deseño Galego

El presidente de la Diputación de Ourense pidió que se flexibilicen las reglas “para que las entidades locales puedan utilizar sus superávits para implementar aquellos servicios y medidas que permitan actuar contra la pandemia, siempre en coordinación con las comunidades autónomas y el Estado”, y que si se plantea modificar alguna de las leyes que afectan a la autonomía, hacienda o estabilidad financiera de las entidades locales, que el Gobierno “valide dichas modificaciones en el Congreso, ante los legítimos representantes de todos los españoles, dado que la declaración del estado de alarma no interrumpe el normal funcionamiento de los poderes del Estado”.

Finalmente, el presidente Baltar instó a que se cumpla lo acordado por la FEMP y el Gobierno de España en la reunión del pasado 20 de abril en la que estuvo presente el presidente del Gobierno y en la que se acordó que no se planteasen cambios en el Congreso sin estar previamente consensuados con las entidades locales; y recordó que los remanentes de tesorería y el superávit de las entidades locales “deben ser gestionados, sin cortapisa alguna, exclusivamente por las diputaciones y ayuntamientos, ya que, siendo las entidades locales las administraciones más próximas al ciudadano, son las que más eficazmente pueden gestionar su destino para paliar las necesidades de nuestros vecinos”.

El orden del día de la reunión incluyó también temas referidos a las propuestas para la adopción de medidas frente a la pandemia del COVID-19; la Central de Compras de la FEMP, y los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, para lo cual se pondrá en marcha la Red de Entidades Locales para llevar a cabo iniciativas en este ámbito de la sostenibilidad.