El portavoz de Ciudadanos Ourense recuerda que esta decisión supone la pérdida de puestos de trabajo y 500.000 euros menos en las arcas municipales

Publicidade

El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos, Pepe Araújo, se ha mostrado sorprendido por la “puesta en escena” del alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, con respecto a la retirada de los mupis publicitarios ya que, “supone desde el punto de vista de la recaudación municipal, más de 500.000 euros en un mandato”.

Araújo, ha señalado que más allá del dinero que deja de ingresar el Concello, los mupis tenían la función de anunciar campañas relacionadas con la actividad municipal y por eso no entiende que “el alcalde lo anuncie tan alegremente ya que, esta decisión también implica que se pierden puestos de trabajo”.

Al respecto, ha insistido en que “ahora no los necesitamos porque el alcalde no tiene nada que anunciar al tener todo clausurado como la concejalía de cultura” y ha añadido que “Jácome debe informar sobre el coste económico de la retirada de este material y decir quién hará el mantenimiento de las marquesinas de autobuses, así como quién se encargará de la gestión de recogida de pilas, que a partir de ahora, tendrá que realizar el Concello con una empresa externa, ya que ni hay medios ni personal autorizado para tratar este tipo de residuos