Teatrocracia

IES CHAMOSO LAMAS

Miguel Mosquera Paans, escritor


Desde el siglo XIX y más aún desde mediados del siglo pasado, los medios de comunicación han convertido la información en una herramienta política, de ahí la atribución del estatus de cuarto poder y la importancia de consultar las fuentes para tener una visión más amplia y objetiva, que permita formular una opinión razonada y ajustada a la realidad.

HIPER MASIDE

Aunque ese conocimiento habitualmente trajinado no siempre es superficialmente accesible, leyendo entre líneas se alcanza el arcana imperii, locución latina cuyo significado podría traducirse por  los secretos de los poderosos, refiriéndose por lo general a aquella política que se desarrolla en la parte oscura del poder, alejada, o aparentemente oculta de la vista del la opinión pública.

En tanto en noviembre del pasado 2021 Polonia cerraba su frontera para evitar lo que definió como una avalancha inasumible de refugiados sirios —un par de cientos—, mientras en marzo abrió la puerta de par en par a más de un millón y medio de ucranianos sin que se haya despeinado ni un pelo. Al mismo tiempo, el Presidente del Gobierno de España replicaba a la oposición que la subida exponencial del coste de la energía se debía a la guerra “ilegal” de Rusia. La lógica pregunta subsiguiente es si existen guerras que sean legítimas, que al parecer las hay. Así, al mismo tiempo que Moscú consideraba ilícita la ocupación de Afganistán, Iraq o Damasco, la Fuerza Aliada Internacional la consideraban indiscutiblemente reglamentaria.

Esta apreciación abunda en que las Relaciones Internacionales no se basan en leyes imposibles de aplicar, sino en acuerdos bilaterales y el ejercicio de la fuerza, ilustrando simultáneamente porqué se acoge a los blancos ucranianos, rechazando a los tostados libios, iraquíes, afganos, libaneses, palestinos y sirios. Sencillamente porque, por mucho que gimotee, Europa nunca ha dejado de ser racista y supremacista.

A la par que tal sucede, los europeos observan expectantes y confundidos la situación del continente, sin alcanzar a atisbar por qué, pese a sus continuas advertencias, tanto la OTAN como los Estados Unidos finalmente no han intervenido en Ucrania, ahorrándose no sólo esos efectivos que pululan por los países limítrofes, sino incluso haciéndose los remolones con el comprometido abastecimiento de un arsenal que Ucrania implora.

Para desentrañar lo que realmente está sucediendo habría que remontarse al desmembramiento de la antigua Unión Soviética, cuando Mijail Gorbachov dejó en manos de Ucrania unos territorios considerados rusos, pese a la imprecisión de las fronteras del momento. He aquí la razón por la que en 2014 Rusia incorporó la Península y la República de Crimea a la Federación Rusa, y por qué  reconoció la independencia de los territorios de Donetsk y Luhansk, reivindicación que a la postre  Occidente reconoce entre dientes, aunque invoque  a la vaca sagrada de la paz para justificarse.

Cuando en Junio de 2020 Putin puso al electorado ruso contra las cuerdas para asegurarse un trascendental voto que le permitiese perpetuarse 36 años en el poder, se convirtió en un estadista con visión a largo plazo, frente a los políticos occidentales, sujetos a legislaturas cuatrienales con vocación inmediata. Esto explica porqué al Kremlin le ha sobrado tiempo para crear opinión pública en su territorio y diseñar una estrategia para ocupar los territorios que considera propios.


Outros ártigos de Míguel Mosquera Paans:

Casa con dos puertas…

Parabellum

Sota, caballo, rey

Las concertinas

Relaciones internacionales

Ministerio de tozudez

Precisiones

Los Olvidados

La última frontera

Viajeros al tren

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” O Enchufe “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El sexo de la pobreza “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” El rédito de la mentira “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: ” Ajeno “

A opinión de Míguel Mosquera Paans: Memoria Democrática

Non Omnis Moriar