Los Rivera, cuatro hermanos que jugaron en el Arenteiro

 Juan Lois Mosquera

Publicidade

 En esta ocasión he estimado oportuno  escribir este  reportaje, rindiendo una especie de sencillo homenaje  a los hermanos Rivera (Cesáreo, Pepe, Sindo y Suso) y resaltando en el mismo que, aunque en distintas temporadas, todos ellos han jugado en el equipo de nuestro pueblo, bien bajo el antiguo nombre de Sporting o con el ya actual de Arenteiro.

Esta actividad deportiva y futbolística de la familia Rivera, la inicia Cesáreo jugando en el citado Sporting en la temporada 1956/57, según se puede comprobar en la fotografía adjunta.

PRIMEIROS ANOS DE CESÁREO RIVERA NO FÚTBOL: ( Premer na Imaxe )

Cesáreo Rivera Ficha do Sporting Club
Sporting Club

Las temporadas 1958/59 (a partir de marzo), y 1959/60, las disputó con el C.D. Orense. En el Sevilla, estuvo desde la temporada 1960/61 a la 1964/65 (en total 5). Cesáreo quiso finalizar  su vida deportiva defendiendo los colores del Celta. En el club vigués vistió sus colores durante  siete temporadas seguidas  (de 1965/66  a 1971/72), retirándose en plenas facultades físicas y de prestigio, a pesar de las insistentes presiones de algunos directivos  para que continuase en el mismo. Concretamente, después de un partido del Trofeo de Corpus, se mantuvieron unas conversaciones en Untes, a las que asistió su hermano Suso y celebradas en el Bar de las Anguilas (Cholo) con tres directivos del Celta, los cuales,  con muy atrayentes propuestas, deseaban que continuase, al menos, dos años  más..

Pepe comenzó su andadura deportiva ya en el actual Arenteiro en la temporada 1960/61 y la prolongó hasta  el curso 1968/69.

Suso, jugó en el Arenteiro  la temporada 1966/67 y recuerda, perfectamente, que su primer partido  fue  frente al Arsenal de Ferrol.

Sindo, estuvo en el Arenteiro durante las temporadas 1968/69 y 1969/70. En algunos partidos  de estas últimas ligas coincidieron en la alineación del Arenteiro los hermanos Pepe, Suso y Sindo.

Para relatar , con cierto detalle, la vida deportiva de los hermanos Rivera, principalmente la de Cesáreo, necesitaríamos muchas páginas de este diario digital, y como ya he indicado al inicio de este reportaje, hoy, nuestro propósito es el de resaltar la circunstancia, tan curiosa, de que los cuatro hermanos han jugado, aunque haya sido en años diferentes, en un mismo equipo federado ( que tuvo las denominaciones de Sporting y Arenteiro, militando bien en la categoría de Regional Preferente o Tercera División ).

Así, a vuela pluma, como suele decirse, iré hilvanando y escribiendo, sin solución de continuidad,  algunas de las anécdotas, situaciones y circunstancias que estos hermanos me han ido contando, tratando de reflejar la espontaneidad de una charla mantenida en la terraza de  EL Caserío-Café-Bar… Por lo cual, lo que vaya exponiendo a continuación, no debemos  tomarlo en un orden cronológico estricto, sino  considerarlo  como el fruto de una conversación distendida  con ellos, en una tarde primaveral del pasado mes de abril.

En el Club Deportivo Orense (Temporadas 1958/59  y  1959/60) coincidieron en algunos partidos, Cesáreo Rivera, Ferradás y Gonzalito de San Amaro (véase foto adjunta). No es fácil que tres jugadores de una misma y pequeña comarca, en este caso, O Carballiño, jueguen en un equipo de Segunda División…

CESÁREO RIVERA NO OURENSE ( Premer na Imaxe )

Cesáreo, en aquella época, todavía, perteneciente al  C.D. Orense estrenó su internacionalidad con la Selección B de España, enfrentándose a Italia en la ciudad de Palermo en Sicilia, cuyo resultado fue de 3-0 a favor de los italianos. Luego, de nuevo, siguió siendo seleccionado con  la España B, para jugar  frente a Portugal en Córdoba, contra Francia en Burdeos y, también, contra Marruecos en Granada…

Por cierto, concentrada la Selección B de España en Alcalá de Guadaira (Sevilla) para su partido frente a los marroquís en la mencionada Granada, pocas horas antes del partido, apartando, con otros jugadores, una gruesa rama que se había caído de un árbol en un parque, se lesionó, levemente, en un pie y, lamentablemente, ese percance le impidió jugar aquel partido,..

CESÁREO RIVERA NA SELECCIÓN e OUTROS… ( Premer na Imaxe )

Según contaban los gemelos , Sindo y Suso, en alguno de los partidos celebrados con el Arenteiro en Ribadavia, dado que el terreno de juego   está ´´ próximo al rio Avia “, como iban ganando, determinados compañeros, los mas significativos del equipo, les daban constantes instrucciones de que al despejar, lo hiciesen con fuerza, para que el balón fuera parar al rio ( sic, “ balones al Avia “, no lo de “ balones fuera “ ) con el fin de ganar tiempo y que el partido se finalizase cuanto antes..

Suso, además de en el Arenteiro, jugó varias temporadas en el equipo filial, Veracruz, en el cual, asimismo, ejercía las funciones de capitán, vicepresidente y transportista del mismo.

Como detalle muy singular, Suso, quizás fue uno de los pocos futbolistas (al menos yo no recuerdo otro caso) que jugó con gafas, en un equipo de futbol federado como era el Veracruz. Para ello, disponía de un certificado médico  que le había extendido el conocido  traumatólogo orensano Arsenio Raposo,  bien relacionado con la Federación Gallega de Futbol…

En la temporada 1968/69, Pepe Rivera nos cuenta que en un desplazamiento a Redondela para enfrentarse al Choco, el Arenteiro, a la hora de  emprender el viaje, solo disponía de 8 jugadores. En los últimos momentos, a trancas y barrancas,  consiguieron reunir a los tres jugadores restantes. Poco antes de comenzar el partido, durante el calentamiento previo, ya en el campo, el árbitro, sorprendido, se dirige a Pepe  (que hacía, igualmente, las veces de Delegado y le había entregado las fichas de los jugadores)  y le comenta

  • Veo que  en el campo hay un jugador cojo.

Pepe, le contesta.

  • -Sí, es un zapatero de Cea, pues no dimos conseguido otro jugador para completar los once.

El árbitro le responde.

-Por mi parte no hay inconveniente alguno de que juegue. Así, en la foto, al menos figuraran once.

Resultado final Choco 4- Arenteiro 2… Quizás un caso único en la historia del futbol federado, que un equipo salte al terreno de juego con un jugador cojo de nacimiento…

Recordemos que cuando no se podía sustituir a los jugadores que se lesionaban durante el partido, muchos de estos- los lesionados-, al no estar muy vigilados por las defensas contrarias, conseguían marcar, con alguna frecuencia, goles, que en el argot futbolístico y las crónicas deportivas, alcanzaron la naturaleza de  denominárseles ·” gol del cojo “.

En todas esas temporadas, desde 1960 a la 1969/70, eran asiduos acompañantes del Arenteiro en sus desplazamientos a las diferentes pueblos y ciudades de Galicia, por unas u otras circunstancias, las personas que todos conocíamos por los nombres de Chiquilin, Yony (zapatero), Marroco, Benito el Cordobés, etcétera.

Durante un partido del Sevilla contra el Zaragoza, celebrado por la tarde y retransmitido por radio, pues en aquellos años, solamente, se televisaba un encuentro en directo,  el  más significativos de la jornada, en la noche del domingo, el locutor, en el minuto 32, emocionado, cantó un gol de Rivera, destacando, que su disparo (golpeaba el balón  con mucha fuerza y con ambas piernas) había entrado en la portería después de romper la red… El lunes siguiente, cuando Televisión Española (TVE) emitía  por la noche, un extenso resumen comentando los goles del domingo anterior, el Café Peñasco estaba a rebosar de clientes para ver, en diferido, aquel extraordinario gol de un carballinés.

CESÁREO RIVERA NO SEVILLA ( Premer na Imaxe )

Efectivamente, a causa del efecto óptico, daba la impresión de que el enorme disparo de Rivera había entrado en la portería del Zaragoza, pero, realmente,  lo había hecho por un lateral, pegado a uno de los postes en su base inferior,  aprovechando que la red “estaba desenganchada en el poste izquierdo”,   según escribió Cesar del Arco desde Sevilla en su resumen del partido. Dado que en los primeros momentos de confusión, los jugadores del Sevilla abrazados, con gran júbilo, celebraban el gol, el árbitro de aquel partido, Zariquiegui, que se había percatado de aquel detalle, muy mosqueado y tremendamente preocupado, dirigiéndose a Cesáreo, más o menos, le dijo.

-Rivera, no me jodas la tarde, que tu disparo entró por el lateral, aprovechando que la red estaba mal sujeta.

Aclarado el desenlace de aquella jugada y corregida la anomalía de la red, el gol, como suele decirse, no subió al marcador.  El resultado final fue Sevilla 3- Zaragoza 1, marcando Rivera los tres goles de ese encuentro.  Curiosamente, en otro Zaragoza 2- Sevilla 4  (Hoja del Lunes de Sevilla 1 de octubre de 1962) también, “Rivera marcó tres goles, crónica telefónica  del corresponsal deportivo en aquella ciudad, Pepe Gol “.

Como consecuencia de lo contado en los párrafos anteriores, nos quedó aquel feliz recuerdo, -ya para siempre-, de que las ondas de  radio, unos instantes antes, habían cantado que un futbolista carballinés, Rivera,  de nuevo, conseguía romper la red de una portería, tal como lo hiciera Paulino Alcántara,  en un Francia- España,  jugado en Burdeos el 30-4-1922…

 En  la  temporada 1962/63, a Rivera, le fue concedido  el Trofeo “Estrella del Sur” como máximo goleador  de los equipos andaluces que militaban en 1ª y 2ª División, con 16 goles.

Estando ya en  Vigo, en bastantes partidos, la alineación del Celta  presentaba tres jugadores procedentes del Arenteiro, (Herminio, Canario y Rivera)… A algunos carballineses que por aquellos años residíamos en esa ciudad, nos gustaba presumir en nuestras conversaciones, que más de la cuarta  parte del equipo del Celta eran de O Carballiño, ya que tres, es mayor que la división de once entre  cuatro…

CESÁREO RIVERA NO CELTA ( Premer na Imaxe )

DE Pé: Alarcia – Domínguez- Rivas – Manolo – Rivera – Hidalgo Agachados: Lezcano – Juan – San Román – Castro e Jimenez

En la Liga 1967/68, fue el único jugador del Celta que disputó la totalidad de los partidos del calendario, 30,  lo que le permitió conquistar, también, el preciado Trofeo “Pichichi” de Segunda División.

Con motivo de un desempate para la Copa del Generalísimo,  entre el Celta ( en Segunda) y el Elche ( en Primera), ambos equipos habían ganado 3-0 en sus respectivos campos, primero en Altabix y después en Balaidos  ( en aquella época, se celebraba un tercer partido en una ciudad neutral)  las Directivas acordaron  que el mismo se celebrase  en Madrid, en el antiguo Chamartin ( ahora Santiago Bernabéu) . El partido en el actual Bernabéu es presenciado el 16 de junio de 1968 por el carballinés Manuel Torres Campos ( Cholo), el cual nos cuenta que adquiriendo, todavía , la entrada en las taquillas,  oye , desde fuera, que el Elche ya marca su primer gol. Luego, el partido terminaría siendo ganado por el  Celta 2-1. El precioso y  hermoso gol de la victoria fue ejecutado por Rivera, que viendo adelantado al portero Pazos (Cambados1930- Elche 2019, portero que había sido del Celta, Real Madrid, Atlético Madrid), desde el borde del área, con maestría, se la cuela por encima de su  cabeza. Los pies de Rivera parecían guantes acariciando el balón.

Rivera se retira del futbol profesional un domingo 14 de mayo de 1972, durante el partido de Primera División, entre el Celta y el Sporting de Gijón.  .Los que presenciamos ese partido, recordamos con emoción, aquellos momentos en que el entrenador , Arza, pocos minutos antes de finalizar el encuentro, le sustituye para que todo el público que llenaba Balaidos, puesto en pie, le despida con interminables aplausos como muestra  de su  gratitud y cariño por su larga y exitosa trayectoria en el equipo vigués.

Por cierto, una faceta de Cesáreo Rivera, distinta a lo estrictamente deportivo pero, quizás, desde un punto de vista ético de valores humanos, si, igualmente  muy importante, es su asidua y frecuente colaboración con nuestro Asilo, ayudando en el cuidado de las personas allí acogidas. Faceta, probablemente, desconocida para muchos carballineses y en la cual, Rivera, durante bastantes años, contó, entre otros, con la compañía  de su amigo, ya fallecido, Chucho Pereira.

Una actividad, quizás, bastante ignorada, al menos para mí, es  que la empresa familiar de autobuses Rivera, durante algunas temporadas fue contratada por el Celta para trasladar al equipo a las distintas ciudades  donde tenía que celebrar partidos. (Bilbao, Oporto, Gijón,, Madrid, etcétera)…

PEPE RIVERA NO ARENTEIRO e outros ( Premer na Imaxe )

De Pé: Fernando – Moncho – Alfonso Carballeda , Pepe Rivera , Sindo Rivera , Prado Agachados : Camilo, Camilo, Angel Anta, Peña, Paco Chao

En uno de esos desplazamientos, Pepe Rivera, conduciendo el autobús, trasladó el equipo céltico  a A Coruña el 5 de abril de 1970, con motivo de un histórico Deportivo-Celta., en el cual ambos, prácticamente, se jugaban la permanencia en Primera División. Pepe, curiosamente, dada su familiaridad con todos  los responsables de la entidad olívica, presencia el partido de Riazor, sentado en el banquillo, junto al entrenador de aquella temporada, Juanito Arza. Cuando el Celta consigue el gol de la victoria,  Arza abraza a Pepe con enorme gozo y alegría… En el “ imaginario popular “ se comenta que, muy probablemente, cuando se produjo aquella  falta, – tiro indirecto a favor del Celta, al borde del área del Deportivo-,  Pepe, le sugiere a Arza.

  • Dígale a Costas que se la prepare para mi hermano.

Efectivamente, en la realidad, Costas se la pasa a Rivera, el cual,  disparando raso y fuerte, supera la barrera y marca ese ya famoso “gol”  que supuso el descenso del Deportivo a Segunda y la permanencia del Celta en Primera División.

Retomando lo indicado en los párrafos iniciales, resaltemos, de nuevo, la particularidad de que cuatro hermanos hayan jugado en un mismo equipo,- Arenteiro,  y que, posiblemente  esto no ha sucedido  en equipo alguno de Galicia e incluso de España.

Como final de este modesto artículo,  en mi propio nombre y en de BadalNovas.com., deseamos agradecer a los hermanos Rivera  su estimable ayuda  para llevar a cabo este reportaje y, en especial, a Cesáreo por la abundante e interesantísima documentación que puso a nuestra disposición (que consultamos  a lo largo de varias semanas) y de la cual hemos tomado la mayoría de datos y fotografías que figuran en el mismo.

La familia  Rivera- los hermanos Rivera-, .todos jugadores del Arenteiro en distintas etapas, forman parte ya, muy gratamente,  de los recuerdos de muchas generaciones de carballineses. Recibir de nosotros un fuerte abrazo.

IRMAOS RIVERA NO CASERIO

Serenata andaluza de Manuel de Falla, interpretada por el pianista Javier Perianes.

Juan Lois Mosquera

———————————————————————————————————-

Curriculum de Juan Lois Mosquera :

Nacido en 1942-Bachillerato por libre en Colegio Isabel La Católica. Preuniversitario Instituto Otero Pedrayo de Ourense. Estudios de Perito Industrial Electricidad en Vigo ( los actuales Ingenieros Técnicos). Actividad profesional en la multinacional Siemens-Vigo (30 años) y Redcom – Vigo (Empresa de Telecomunicaciones). Desde su jubilación en el año 2.001,reside en O Carballiño. 

———————————————————————————————————-

Outros artigos de Juan Lois Mosquera

Filosofía de lo cotidiano (5): La importancia de nuestros nombres de pila

Antiguas tradiciones extinguidas:-El oso y el pandero-

Filosofía de lo cotidiano (4) La Paradoja de Bertrand Russell

Nuestro Parque precursor de Twitter y Facebook

Filosofía de lo cotidiano (3): La mayoría tenemos teorías para todo

Curiosa “anécdota e historia “, ocurrida en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (2)

El ultimo coche de caballos en O Carballiño

Corolarios para una filosofía de lo cotidiano

Curiosa historia de nuestro Reloj de la Plaza

Curiosas historias de nuestra “ Fonte do Concello”

Posibles axiomas para una filosofía de lo cotidiano