José Manuel García Iglesias: “la doctora Marisa Crespo, en su recepción del V premio Ágora do Orcellón”

IES CHAMOSO LAMAS

José Manuel García Iglesias. Es Catedrático de Historia de Arte Moderna y Contemporánea en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago desde 1986

O Carballliño, 12 de Marzo de este año 2022, en el que una pandemia parece remitir mientras que, en Ucrania, una invasión absurda pone en riesgo la paz mundial, al tiempo que llena de dolor y sangre a todo un pueblo, valeroso y y deseoso de mantener su libertad. Pero, aún siendo así, hoy es un día especial, en O Carballiño, porque el Instituto de Estudios Carballiñeses, además de celebrar su asamblea general ordinaria, entrega a la doctora Marisa Crespo Leiro su V Premio Ágora do Orcellón y presenta un nuevo número de Ágora do Orcellón, que se corresponde al año 2021, en el incansable andar de esta revista que principió a serlo en el año 2000.

HIPER MASIDE

EN EL INSTITUTO NÚMERO 1 DE O CARBALLIÑO

El acto en cuestión se celebra en el Instituto de Enseñanza Secundaria número 1 de O Carballiño, en un salón repleto de amistad y afecto en torno a quien iba a recibir este merecido homenaje. Al entrar en la sala nos encontramos con un telón de fondo musical protagonizado por la inconfundible voz del tan recordado Pucho Boedo, todo un ejemplo de sentimiento, y saber, cantando a Galicia. Nos sentamos y va a ser Uxía Blanco – la actriz a la que eligieron, entre otros, Chano Piñeiro y José Luis Cuerda, para películas suyas- quien hace las presentaciones debidas, siempre desde la cercanía y el buen hacer que la ha caracterizado a lo largo de su carrera. Uxía presenta, en primer lugar, al cantautor orensano Emilio Rúa quien interpreta, de forma muy sentida y personal,  una canción titulada Querida Alegría, perteneciente a su sexto disco.

A continuación, el Presidente del Instituto de Estudios Carballiñeses, Avelino Muleiro, hizo una primera semblanza de Marisa Crespo y destacó, entre otras cosas, su laboriosidad y que había nacido en un lugar, mágico y real, que se llama Santrós, en la parroquia de San Martiño de Lamas (Cea). Tras la lectura del acta correspondiente al Premio, a la que le dio voz Carmen Rodríguez, secretaria del Jurado correspondiente, será Ana Rodríguez Bernárdez quien tenga el debido turno; en su semblanza de Marisa destacó el agradecimiento a su labor -profesional y, también, personal- y lo hizo como alguien que se siente – y lo es- muy cercana a ella, y a su familia, desde hace muchos años.

COMPAÑEROS Y AMIGOS DE MARISA CRESPO

Tres médicos serán los que continúen otorgándole contenidos a esta sesión. En primer lugar, Javier Muñiz se fijó, sobre todo, en la tenacidad y la bondad de esta gran profesional, y persona, que es Marisa Crespo. Ángela Cava le agradeció, entre otras cosas, el haberle enseñado a querer a Galicia. Eduardo Barge Caballero aludió, fundamentalmente, a su liderazgo e ilusión permanente; él, también ilustre cardiólogo y natural de O Carballiño, estaba aquí, en el instituto en el que se había formado; con sus padres, docentes en este centro; su hermano, Gonzalo,  y todos los suyos, al lado de una Marisa Crespo a la que reconoce como una singular maestra, ejemplo de buen hacer en la tarea diaria.

Bieito Rubido, en su intervención,  hizo hincapié en  el buen hacer de Marisa, tanto en la cura del dolor físico como, también, en el emocional; y, sobre todo, destacó “lo buena persona que es”, algo a lo que este importante periodista le otorga, en el desarrollo de cualquier profesión, la importancia debida.

LA LAUDATIO DE SU HERMANA

Después tomó la palabra María Crespo, la hermana de Marisa, e hizo una laudatio pletórica de cariño, inteligencia, naturalidad y buen hacer. Nos habló del paso de Marisita a Marisa. También, de cómo era el Santrós de su común infancia. Como no podía ser de otro modo estuvieron presentes la abuela “mamá María”; y sus padres, Modesto y Generosa. Retrató a Marisita como “terca y con mucho carácter; y siempre con un “¿a qué no sabes?” en la boca, lo que pudiera interpretarse en el ser de aquella niña el natural principio  de alguien que era, ya entonces, perseverante, fuerte y tendente a preguntarse, y preguntar, por todo aquello que fuese objeto de su interés; es decir, ahí estaba ya, potencialmente, una investigadora de primera línea…

Una intervención, la de María Crespo, llena de anécdotas; que su padre, desde Cea, les enviase, a sus hijas, un telegrama al colegio de Ourense, para felicitarlas en sus fiestas no deja de ser un maravilloso testimonio de una paternidad tan bien saboreada, al lado de una Generosita con la que compartió matrimonio durante cincuenta y un años. También nos habló de aquella Marisa que, como Médico Interno Residente (MIR), en Puerta de Hierro, en Madrid, se especializaba en Cardiología; ya, con coche propio; yendo al extranjero, aprendiendo inglés… También habló de su llegada al Juan Canalejo, en A Coruña, de la mano de Alfonso Castro Beiras, gran referente en la Cardiología de aquel tiempo. Estamos ya  en 1992 y Marisa estaba desarrollando una carrera significada por la excelencia, siempre ascendente.

Pero, además, la vida de Marisa tiene otras variables de interés que su hermana nos descubrió. Además de ser una consumada melómana y de ser una pianista en ciernes le reconoce el don de la simpatía y que es mujer agradecida, a la que le gusta practicar una máxima del filósofo Mario Bunge,  quien invita a gozar de la vida y a ayudar a los demás a gozarla, también.

LA ENTREGA DEL PREMIO

Fue el presidente, Avelino Muleiro, quien  le hizo entrega a la premiada del primer ejemplar de Agóra do Orcellón, número 38,  con esas 332 páginas que se ha centrado en hacerle un homenaje. Lo describió muy bien Muleiro: cuarenta corazones que han realizado sus aportaciones sabiendo que formaban parte de un regalo, escrito, a una persona admirada por todos.

Antón Pulido, a continuación, le hizo entrega de una obra suya, realizada para este acto y premio. Se trata de una torre, de madera, de planta cuadrada y esbelta, hermoseada con una gama cromática que es muy propia de este artista, á como pocos y que nos cuenta, al entregársela, que era una torre de besos -de todos-,  a la que, cuando ella así lo quisiese, podría subirse,  hasta  lo  más alto, y recibir todo ese cariño que se le profesa. Antón Pulido, con un lenguaje muy propio, ahora en el mundo de la escultura – él,  que es, sobre todo, pintor-, quiere evocar a esta tierra,   que la aprecia y distingue, aludiendo -desde la historia, la tradición y la memoria-  a la  fortaleza del Orcellón,  y que bien pudiera representar, también, a las torres de Godás y Tadelle,   igualmente, en las proximidades del río Arenteiro.

Esta parte del acto se culminó con una nueva canción, en la voz y la guitarra de Emilio Rúa. Ahora canta A Carolina, en una versión muy especial, con su ritmo y sentimiento tan especial, ya conocida desde su álbum  Querida Alegría.

LA INTERVENCIÓN DE MARISA CRESPO

Inició su discurso manifestando una declaración de amor a la condición humana. Otra de las reflexiones, profundas, que impregnaron su exposición le llevó a decir que, “al final de la vida nos examinaran de amor”, palabras trascendentes que reflejan la bondad de su modo de ser y estar.

El agradecimiento estuvo muy presente en sus palabras, mostrándose como lo que es, más allá de una profesional de primerísima línea: una persona muy familiar que reconoce en su hermana, única y mayor, que ella es ,“la clave de bóveda de su familia”,  en la que ocupan lugares de privilegio los hijos de María y del tan recordado, y tan bien querido, Ventura – un auténtico hombre de bien, de convicciones profundas al que se lo llevó la muerte-. Y también, por supuesto, el tío Agustín, ejemplar sacerdote al que la edad no le impide seguir activo.

EL CIERRE DE LAS REPRESENTACIONES POLÍTICAS

El Vicepresidente Segundo de la Diputación de Ourense, César Manuel Fernández, destacó la importancia de Marisa Crespo, con palabras concisas y bien elaboradas, al igual que Valentín García, en representación de la Xunta de Galicia, en su condición de Secretario Xeral de Política Lingüística, y Francisco Fumega, como alcalde de O Carballiño.

Cerró el acto, en esta parte, Miguel Ángel Santalices, Presidente del Parlamento de Galicia, quien describió a Marisa, como “voz agarimosa dun paciente agobiado…”.

El Himno de Galicia, interpretado por Emilio Rúa, nos llevó al final, en un acto a recordar, sin duda.

BADALNOVAS, ALLÍ PRESENTE

La cámara y el buen hacer de Julio Marqués estuvo allí,  para dejar constancia de lo sucedido. Entre sus contenidos, sin duda, cabe comprobarse lo que ha sido este acto. Y así, de una forma continua y perseverante,  Badalnovas está configurando un archivo, de un valor incuestionable, sobre lo que sucede en estas tierras.


José Manuel García Iglesias

—————————————————————————————————

Curriculum Dr José Manuel García Iglesias

José Manuel García Iglesias, catedrático de Historia del Arte Moderno y Contemporáneo de la Universidad de Santiago, es autor de treinta  libros y de más de doscientos artículos publicados en un amplio número de revistas de investigación. Ha dirigido los proyectos expositivos  “Galicia no tempo” (1990-1991), “Galaecia Fulget” (1995-1996), “Galicia, Terra Única” (1997), Xacobeo 99 y Xacobeo 2004.  

Se siente muy vinculado con O Carballiño por razones familiares; de ahí la especial presencia de estas tierras en sus libros El Pintor de Banga, Santa Baia de Banga, Galicia hacia la modernidad y, recientemente, El franciscanismo en Galicia. Ayer y hoy de su Patrimonio Artístico.

————————————————————————————————–

Otros Articulos de José Manuel García Iglesias :

José Manuel García Iglesias: “Os Liborianos 2022”

José Manuel García Iglesias: De Casado a Feijóo

José Manuel García Iglesias: “El éxito de Tanxugueiras”

José Manuel de la Iglesia

Seica 1992- 2021

Emilia Pardo-Bazán y ” O Carballiño “

Chicho Carballido, un lugar, una obra, un artista…

Un modelo urbano: “Carballiño Saudable 2030”

BADAL NOVAS, UN AÑO DESPUÉS

21 DE DICIEMBRE DEL 2020

Arenteiro Fotográfico 2020 y Moncho Fuentes

MODELO O CARBALLIÑO

Xesús Carballido, en Vigo

Sobre Pablo Álvarez Guillén

MUROS, MOLINOS Y NORMALIDAD

Badalnovas, una inteligente propuesta

ESTAMOS EN CASA

EN O CARBALLIÑO. ANTE UNA EXPOSICIÓN COLECTIVA