Filosofía de lo cotidiano (9):¿Somos dueños de nuestros pensamientos?

Juan Lois Mosquera

Publicidade

En este nuestro artículo de hoy, más que exponer algunas curiosas elucubraciones acerca de un determinado tema, propongo  la pregunta,  “¿Somos dueños de nuestros pensamientos? que, quizás, pueda ser interesante pensar sobre ella…

Considero oportuno reiterar una especie de axioma, ya indicado en algún comentario anterior y en el cual decía: “Lo que escribo es el resultado de las instrucciones que recibo de mis neuronas y que muy bien aquellas- las instrucciones elaboradas por esas neuronas-, pueden ser distintas a las dictadas por las neuronas de otros lectores. Pero, a pesar de ello, las escribo, intuyendo que, probablemente, estos pensamientos míos  sean similares a los de  los lectores de BadalNovas  o que, al menos, puedan ser de su interés.

En general, sobre nuestros pensamientos, quizás, podría decirse que de algunos (¿la mayoría?  ) tenemos la sensación de ser nosotros sus dueños- los que los elaboramos- y sin embargo, de otros  (¿bastantes?), los sentimos como si los mismos nos los hubiesen  impuesto. .. Todos recordamos escuchar, en alguna ocasión, a nuestro amigos, familiares o conocidos expresiones de este tipo; “No me doy quitado esto o aquello de la cabeza”. predominando en ese tipo de pensamientos, cuestiones que nos preocupan como: salud, empleo, situación económica, etcétera.

De nuevo, estimo adecuado volver traer a colación unas frases de un manual de Filosofía respecto al “materialismo”: “La cuestión fundamental de toda nueva filosofía, la cuestión en la que se separan los espíritus, algunos filósofos de aquella época, la ven en el problema de la relación entre pensar y ser. ¿Qué es lo originario? Es la materia un producto del espíritu (idealismo) o es el espíritu un producto de la materia (materialismo)”

En consecuencia, un fundamental axioma, quizás, podría enunciarse así: “En principio, existe la materia y de esta surge el pensamiento

Por analogía y extensión,  el axioma anterior, también, tiene otra posible formulación: “A una determinada situación de las neuronas (por las que circulan impulsos eléctricos) le corresponde, asimismo, un solo tipo de pensamiento “.

Como la mayoría de nosotros conoce, por esa casi infinita cantidad de neuronas  que conforman nuestros cerebros ( se dice que entorno a las 100,000 millones), circulan débiles impulsos eléctricos que al ir ordenándose de una u otra manera, van constituyendo las instrucciones u órdenes para, por ejemplo, indicar a tal  brazo o pierna que se mueva, que los dientes mastiquen, producir las sensaciones de frio, calor, sed , apetito y que se vayan produciendo, también, en nuestro sentir todos esos pensamientos que durante nuestra vigía, constantemente, dan lugar a  nuestra  conciencia como si alguien , realmente, nos estuviese hablando en voz baja.

En la  corteza cerebral– esto es enormemente misterioso y poético-,es donde la  materia se transforma en consciencia, es el punto de embarque  de todos nuestros viajes, es aquí donde hacemos matemáticas y componemos música. La corteza cerebral regula nuestras vidas  conscientes; es  lo que distingue a nuestra especie del resto de los seres vivos. La civilización es, sin duda alguna,  fruto de nuestra cortezacerebral.

Por su relación con la pregunta propuesta al inicio del artículo, no me resisto, igualmente, a transcribir  del libro “Historia universal de la Filosofía ( Hans Joachin Störig) las líneas siguientes: “sabemos también muy poco, en el fondo,  del proceso que auténticamente hizo al ser humano, el comienzo del lenguaje y el pensamiento. No cabe separar ambas cosas. El pensamiento va unido al lenguaje. Es en el lenguaje donde alcanzamos los conceptos como instrumentos del pensamiento. Para el niño que está aprendiendo a hablar, cada nueva cosa que aprende a nombrar y llamar queda desprendida, como por una varita mágica, de la multiplicidad del mundo circundante, indeferenciada e incomprendida hasta entonces.. Por significativas que sean estas dos cuestiones- el origen del lenguaje y la relación entre lenguaje y pensamiento, no podemos abordarlas en este lugar… Pero si vamos a retener dos ideas: el lenguaje, en cuanto medio ineludible de nuestro pensamiento, acaso en cuanto su límite, es uno de los temas más importantes de la filosofía. Y la segunda idea: al comienzo del desarrollo histórico conocido encontramos el lenguaje y las lenguas ya esencialmente maduras. Frente a lo que ha precedido, todas las transformaciones, desplazamientos y reorganizaciones que se han realizado desde entonces son de un significado secundario. “.

No quiero extenderme en demasía, pero, a la vista del bombardeo   de información que recibimos de los medios de comunicación, (periódicos, televisión, internet, redes sociales, etcétera) entiendo que, actualmente, no es fácil conocer  quiénes son, realmente,  los dueños o forjadores de nuestros pensamientos.

Volviendo a los filósofos y a manera de síntesis finalizamos con otra reflexión

¿De qué vale el  saber que no ayuda a la vida del hombre?


Nota: Música sugerida, Concierto como un divertimento-Adagio nostálgico (1982). Joaquín Rodrigo…

—————————————————————————————————

Outros artigos de Juan Lois Mosquera

Filosofía de lo cotidiano (8): Cafeterías- Relojes para conversar mejor

Verano 1947-Los hermanos Magariños se ahogan en el rio Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (7) : El curioso placer de tener un ” enemigo”

La Carreira: hace años, calle llena de oficios y de actividad económica artesanal

Filosofía de lo cotidiano ( 6) : “El “valor de las sorpresas”

Antiguos juegos populares extinguidos

Los Rivera, cuatro hermanos que jugaron en el Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (5): La importancia de nuestros nombres de pila

Antiguas tradiciones extinguidas:-El oso y el pandero-

Filosofía de lo cotidiano (4) La Paradoja de Bertrand Russell

Nuestro Parque precursor de Twitter y Facebook

Filosofía de lo cotidiano (3): La mayoría tenemos teorías para todo

Curiosa “anécdota e historia “, ocurrida en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (2)

El ultimo coche de caballos en O Carballiño

Corolarios para una filosofía de lo cotidiano

Curiosa historia de nuestro Reloj de la Plaza

Curiosas historias de nuestra “ Fonte do Concello”

Posibles axiomas para una filosofía de lo cotidiano