Relato de Juan Lois Mosquera “Primitiva Estación de Autobuses no Carballiño”

IES CHAMOSO LAMAS

Juan Lois Mosquera


La mayoría de los carballineses  recordamos y consideramos como nuestra primitiva Estación de Autobuses, el trozo de la calle Rosalia de Castro ,el más ancho, ahora lindando con  la actual Cafetería Don Paco. En este trozo de calle, desde el cruce de la carretera de Ourense  hasta la citada Cafetería, se estacionaban los autobuses de la empresa Auto Industrial, que cubrían las líneas siguientes: O Carballiño-Ourense, ( varios viajes a lo largo del dia), Ourense-Pontevedra  ( uno por la mañana y otro por la tarde) y O Carballiño-Ribadavia-Ourense. En la calle paralela,donde se sitúa ahora el parque infantil, estaba radicada  la Empresa Montañesa  que realizaba la línea O Carballiño-Brues-Feas – Beariz ( y Doade creo recordar). Al igual que en otros artículos, a salto de mata como suele decirse, trataré de ir relatando las  características o singularidades  de estas líneas que actualmente ,algunas han caído en desuso o bien  por la nueva tecnología, productividad, y las leyes vigentes, se  han modificado o suprimido aspectos de las mismas.

HIPER MASIDE

La Administración  de los billetes de los billetes, atendida por D. José Cibeira, ocupaba un pequeño espacio del antiguo Café Sobrino ( ahora, Cafetería D. Paco ) que lindaba  con el portal donde ,durante muchos años,  existió el Kiosco y Puesto de periódicos  conocido como La Chata, cerrado hace pocos años.

Como es lógico todos estos autobuses del Auto Industrial, circulaban  por nuestra calle Principal ( Rosalía de Castro  y Mosquera), generalmente, en sentido descendente.  Algunos  años lo hicieron en ascendente y muy al principio, incluso  se permitió  la circulación  en ambos sentidos simultaneamente. 

En aquella época, principalmente , en las líneas   O Carballiño -Ourense ,  horas punta de la mañana, con cierta frecuencia, era normal que muchos viajeros  fuesen de pie en el pasillo central, pues solían venderse mas billetes que asientos tenía el autobús. Durante varios años los asientos de los pasajeros no estaban numerados y los viajeros escogían su lugar en el autobús, según iban subiendo  al mismo, y normalmente elegían  las primeras filas, las más cercanas al conductor y al lado de  las ventanillas ,para no marearse. Por cierto, afortunadamente, parece que quedaron  en desuso las expresiones” por favor, déjame que me siente al lado de la ventanilla o mirando hacia delante, sino me mareo en el trayecto”. 

Otra singularidad  diferente es que a algunos autobuses, se les permitió  que habilitaran  2 o 3 filas de asientos sencillos de madera o metálicos, situados en su parte superior, en el techo, y con ello  se ampliaba la capacidad de viajeros. Para acceder a ellos, se hacia mediante una escalera exterior, ya preparada para tal fin. Si llovía, estas filas de asientos  se cubrían con una simple lona.

Todos los autobuses, para cubrir las distintas líneas, disponían de dos personas, el conductor y un revisor que iba controlando  si todos los viajeros iban provistos del correspondiente  billete  y, asimismo colaboraban en la colocación de  los paquetes grandes de los viajeros  depositándolos  bien en los fondos interiores  o subiendolos  a la parte superior. 

Dado que en aquellos años ( 1945-1950), prácticamente  nos conocíamos todos en el pueblo, era normal que a la hora prevista de salida  se le solicitase al conductor o al revisor: ” Espera unos minutos por tal o cual persona, pues ayer me dijo que hoy haría este viaje a Ourense, Pontevedra o Vigo”.

Personas  relacionadas, de  una u otra manera, con el Auto Industrial y que están en todos nosotros de aquellos años, fueron Julio Guisante, Sinso, La Fuente, Pirelos,( revisor) y la Avelina (hija del Louro) que era la habitual  ayudante de los viajantes de los grandes almacenes que visitaban esta plaza trasladando sus baules- muestrarios  de unos a otros comercios. 

El autobús que cubría  la línea Ourense-Pontevedra en alguna época  se le denomina ” El Deportivo” y pasaba por  la calle principal de nuestro pueblo, mas o menos, sobre las 4 de la tarde. Por ello, en nuestro ” imaginario popular” se usó  frecuentemente, para ubicarse en el tiempo  ( eran pocas las personas  que poseian  su propio reloj de bolsillo) la pregunta

-¿ Pasou o Deportivo ?.

Esta pregunta  le escuché  infinidad de veces en nuestra antigua merceria, situada en la antigua calle José Antonio,7, ( ahora Rosalia de Castro) que realizaban las personas de las aldeas próximas  para conocer si,todavía, no eran las cuatro de la tarde o si por el contrario ya se sobrepasaba dicha hora. 

En esta zona ( la comprendida entre el cruce de Ourense  y el  antiguo Café Sobrino), dado que a las primeras horas de la mañana y a las últimas  de las tardes-noche, era un constante fluir de  Autobuses, que se dirigían o procedían de Ourense, Ribadavia, Pontevedra y Vigo, creo que con todo se merecimiento  se la considere la Primitiva Estación de Autobuses  do Carballiño 

Lector ¿ verdad que es curioso que si los habitantes de Koniberg podían conocer la hora que era, según el lugar por donde pasaba o descansaba  su famoso filósofo, Enmanuel Kant, también en O Carballiño, para mucha gente, el paso del Deportivo hacia Pontevedra era su gran punto de referencia  horaria? 

Juan Lois Mosquera 


Música sugerida: “Alborada Gallega (Preludio) Pascual Veiga “


Curriculum de Juan Lois Mosquera :

Nacido en 1942-Bachillerato por libre en Colegio Isabel La Católica. Preuniversitario Instituto Otero Pedrayo de Ourense. Estudios de Perito Industrial Electricidad en Vigo ( los actuales Ingenieros Técnicos). Actividad profesional en la multinacional Siemens-Vigo (30 años) y Redcom – Vigo (Empresa de Telecomunicaciones). Desde su jubilación en el año 2.001,reside en O Carballiño. 

—————————————————————————————————

Outros artigos de Juan Lois Mosquera

Relato de Juan Lois Mosquera “Imaginarias librerias carballinesas”

Filosofía de lo cotidiano (11): Posibles ejemplos de discursos liberatorios

Juan Lois Mosquera: Fiestas Patronales de Septiembre. Musicalidad sonora de nuestros soportales

Relatos de Juan Lois Mosquera: “Entierros en el Asilo”

Estancia del RCD Español en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (10): Quizás, curiosas divagaciones sobre la felicidad y la tristeza

O Carballiño- Curiosas formas de barrer

Filosofía de lo cotidiano (9):¿Somos dueños de nuestros pensamientos?

Filosofía de lo cotidiano (8): Cafeterías- Relojes para conversar mejor

Verano 1947-Los hermanos Magariños se ahogan en el rio Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (7) : El curioso placer de tener un ” enemigo”

La Carreira: hace años, calle llena de oficios y de actividad económica artesanal

Filosofía de lo cotidiano ( 6) : “El “valor de las sorpresas”

Antiguos juegos populares extinguidos

Los Rivera, cuatro hermanos que jugaron en el Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (5): La importancia de nuestros nombres de pila

Antiguas tradiciones extinguidas:-El oso y el pandero-

Filosofía de lo cotidiano (4) La Paradoja de Bertrand Russell

Nuestro Parque precursor de Twitter y Facebook

Filosofía de lo cotidiano (3): La mayoría tenemos teorías para todo

Curiosa “anécdota e historia “, ocurrida en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (2)

El ultimo coche de caballos en O Carballiño

Corolarios para una filosofía de lo cotidiano

Curiosa historia de nuestro Reloj de la Plaza

Curiosas historias de nuestra “ Fonte do Concello”

Posibles axiomas para una filosofía de lo cotidiano