Juan Lois Mosquera: “Tradiciones que desaparecieron. Pequeñas capillas de madera que se trasladaban de casa en casa “

II EDICIÓN COCHES CLÁSICOS NO IRIXO

Juan Lois Mosquera

XUNTANZA DE CLÁSICOS NO IRIXO

Animado por algunos amigos y conocidos, en esta ocasión voy tratar de contar  mis recuerdos de aquellas capillas de madera que se trasladaban de una a otra casa.

Estas capillas eran una especie de Hornacinas, en la cual se colocaba una diminuta estatua  de Santo o Santa a la que estuvieran abogados (en su acepción de “interceder”). Los fieles  las acogían en su casa

En su frente iba colocado un cristal que permitía ver todo el contenido de  su interior. El espacio central lo ocupaba el Satno/a al cual estuviese dedicada… Estaba iluminada por dentro mediante una pequeña lamparita.

En el lateral izquierdo de su interior, pegado  a la madera, se colocaba una lista con el nombre y la dirección de todas las personas o familias que componían el grupo y   la tendrían en su casa, durante dos o tres días.

En su frontal parte inferior, la capilla estaba dotada de un pequeño peto, por el cual  se introducían las limosnas (monedas o billetes) que el depositario de la  capilla, en ese momento, estimaba oportuno aportar. La capilla de madera  tenia un asa para levantarla en peso y hacer más fácil su traslado de un domicilio  a otro. El ultimo que recibía la imagen, recogía el total de las limosnas y las entregaba en la parroquia…

La citada lista, normalmente, en la parte izquierda, no estaba confeccionada en orden alfabético, sino que lo estaba por la situación de las viviendas  por proximidad de unas a otras.

La lista de domicilios no era muy numerosa, quizás, 20  o 30, compuesta por los vecinos de nuestro entorno.

Por las noches,  durante los días en que la capilla estaba en casa, toda la familia, en el lugar más noble,  en el salón, lo más frecuente, era que se  le rezase un rosario u otras oraciones que se tuviesen por costumbre. Al cabo  de los días estipulados para permanecer  en cada  domicilio, la capilla se trasladaba, generalmente al atardecer al destinatario siguiente. Como en aquella época, en O Carballiño no había ascensores en los edificios  (creo recordar que el primero que se instaló, fue el del antiguo Hotel Parque que estaba situado en la carretera de Astureses.) El subir la pequeña capilla por las escaleras hasta un  segundo, tercer o cuarto piso (de estos, todavía, había pocos) era un trabajo  pesado que solía realizarse descansando en los rellanos de las escaleras   dos o tres veces.

Como curiosidad en aquellas viviendas donde  habitaban personas  con cierto poder económico o fervientes católicos algunos días disponían en sus salones de  2 o 3  capillas advocadas a distintos santos o santas. Lector, en pleno siglo XXI, en que se considera a la Ciencia, en estos momentos, como el nuevo Dios, ¿verdad que nos cuesta creer e imaginar que hace muy poco, 50 años, aproximadamente, que por   nuestras calles  había numerosas personas trasladando pequeñas capillas religiosas de unas casas para otras.

Juan Lois Mosquera


Paola Requena y Marta Sierra María

Curriculum de Juan Lois Mosquera :

Nacido en 1942-Bachillerato por libre en Colegio Isabel La Católica. Preuniversitario Instituto Otero Pedrayo de Ourense. Estudios de Perito Industrial Electricidad en Vigo ( los actuales Ingenieros Técnicos). Actividad profesional en la multinacional Siemens-Vigo (30 años) y Redcom – Vigo (Empresa de Telecomunicaciones). Desde su jubilación en el año 2.001,reside en O Carballiño. 

—————————————————————————————————

Outros artigos de Juan Lois Mosquera

Juan Lois Mosquera: “El Colegio de las Monjas”

Juan Lois Mosquera: Tradiciones afortunadamente superadas (estéticamente). “Los pobres de los Viernes”

Juan Lois Mosquera: “Curiosas bromas de otros tiempos”

Juan Lois Mosquera: “Costumbres desaparecidas: Ir ver los cuadros de los cines “

Juan Lois Mosquera: “Cosas que perduran en O Carballiño y van formando parte de su esencia”

Juan Lois Mosquera: “Nuestras Titeretadas”

Juan Lois Mosquera: “Nuestras Zuecas”

Juan Lois Mosquera: “Las cocheras”

Juan Lois Mosquera: “Curioso Peto de Animas”

Juan Lois Mosquera: “Los limpia botas,oficio,afortunadamente, desaparecido”

Juan Lois Mosquera: ” Poemas de José Rodríguez Pereira “

Relato de Juan Lois Mosquera: Comunicación curiosa entre un abuelo y su nieto

Relato de Juan Lois Mosquera: Los antiguos incendios en inmuebles de O Carballiño

Juan Lois Mosquera: Filosofía de lo cotidiano ” ¿Cuál podría ser la misión del Homo sapiens en la Tierra?”

Relato de Juan Lois Mosquera: ” Cuando algunos solicitaban se le suministrase la electricidad por litros “

Relato de Juan Lois Mosquera: ” Carreteras mágicas gallegas “

Relato de Juan Lois Mosquera: “Primitivas y antiguas Barberías-peluquerías do Carballiño”

Relato de Juan Lois Mosquera “Primitiva Estación de Autobuses no Carballiño”

Relato de Juan Lois Mosquera “Imaginarias librerias carballinesas”

Filosofía de lo cotidiano (11): Posibles ejemplos de discursos liberatorios

Juan Lois Mosquera: Fiestas Patronales de Septiembre. Musicalidad sonora de nuestros soportales

Relatos de Juan Lois Mosquera: “Entierros en el Asilo”

Estancia del RCD Español en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (10): Quizás, curiosas divagaciones sobre la felicidad y la tristeza

O Carballiño- Curiosas formas de barrer

Filosofía de lo cotidiano (9):¿Somos dueños de nuestros pensamientos?

Filosofía de lo cotidiano (8): Cafeterías- Relojes para conversar mejor

Verano 1947-Los hermanos Magariños se ahogan en el rio Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (7) : El curioso placer de tener un ” enemigo”

La Carreira: hace años, calle llena de oficios y de actividad económica artesanal

Filosofía de lo cotidiano ( 6) : “El “valor de las sorpresas”

Antiguos juegos populares extinguidos

Los Rivera, cuatro hermanos que jugaron en el Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (5): La importancia de nuestros nombres de pila

Antiguas tradiciones extinguidas:-El oso y el pandero-

Filosofía de lo cotidiano (4) La Paradoja de Bertrand Russell

Nuestro Parque precursor de Twitter y Facebook

Filosofía de lo cotidiano (3): La mayoría tenemos teorías para todo

Curiosa “anécdota e historia “, ocurrida en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (2)

El ultimo coche de caballos en O Carballiño

Corolarios para una filosofía de lo cotidiano

Curiosa historia de nuestro Reloj de la Plaza

Curiosas historias de nuestra “ Fonte do Concello”

Posibles axiomas para una filosofía de lo cotidiano