Juan Lois Mosquera:”Relatos Cuasi-Imaginarios. Los autobuses en los entierros”

Como se indica en el titulo y apoyado en situaciones reales  y otras de ficción, trataré de escribir un relato Cuasi- Imaginario.

En algunas esquelas de las que se publican  en los periódicos, nosotros, los carballineses, estamos más pendientes de las que aparecen  en el diario “La  Región “ y cuando el difunto ha de enterrarse en un cementerio fuera de  O Carballiño, suelen incluir una nota que, más o menos dice así:

AVANTAR ACTIVIDADES

“Saldrá un autobús a tal hora y de tal  calle, que, luego, regresará al terminar la ceremonia religiosa “

Cuando el difunto, por ejemplo, se entierra en alguna parroquia de la zona de Astureses, tengo comprobado que el autobús suele salir del cruce de la Avenida Julio Rodríguez Soto, frente a un estanco, cerca de la plaza de abastos y es ahí, precisamente, donde con alguna frecuencia se reúne el grupo de personas- normalmente mayores- para esperarlo y subirse al mismo.

Llamó mi atención que, principalmente los sábados o domingos , del lugar citado anteriormente, siempre veía a una misma pareja, rondando 60 años, aproximadamente, formando parte de los diferentes grupos de personas que allí se reunían, en función del parentesco o amistad que tuviesen con los familiares del fallecido. Intrigado por  aquella circunstancia-  no fallar sábado o domingo alguno en subir al autobús-, educadamente, les pregunté lo siguiente:

  • ¿Por favor, teñen tantos familiares, amigos ou  coñecidos na comarca do Carballiño, pois eu véxoos subir o autobús, todos os sábados e domingos.
  • Non, nos non coñecemos a ningún deles, pero estes viaxes no autobús e unha forma de pasar a tarde e tamén, de mostrarlle  e recibir a afectividade que se sinte no momento de darlle o pésame.

Luego, con calma, me explicaron algunos pormenores de esa forma de proceder. Repasan con cuidado la sección de esquelas de La Región, y cuando encuentran alguna con las características ya mencionadas (entierro en los alrededores de O Carballiño, viaje en autobús, con regreso al finalizar el acto). Toman buena nota de los nombres que figuran en la misma, el fallecido, edad, viuda/o, hijos, yernos y  nueras si los hubiese.

Esta pareja, en el instante que estimen adecuado, normalmente, cuando la mayoría de las personas se arremolinan alrededor de los que forman el grupo del duelo, también se acercan ellos e imitando el  comportamiento de los que le precedieron, en unos casos les dan un apretón de manos a los hombres y un abrazo a las mujeres. Si algunas mujeres  lloran la pérdida del ser querido, nuestra pareja, contagiada de esos estados emotivos, también lloran con ellas.

Han sido  unos minutos plenos de afectividad y abrazos recíprocos, culminados con el desahogo que produce el llorar, compartiendo el dolor de otra persona, aunque, en principio, nos sea tan extraña.

Si en un  momento determinado, alguno de los del duelo le pregunta:

  • Teñen que me desculpar,  pois agora mesmo non recordo os seus nomes.

La pareja ya despidiéndose, con prisas, les contesta:

  • Non se preocupe, coñécemos o finado fai bastantes anos, nunha xuntanza que tivemos, e dende aquela, xa  sempre quedou no noso recordo.

Ya de regreso en casa, por la noche, disfrutan rememorando lo  ocurrido durante la tarde de ese día:  la espera del autobús frente al estanco, los compañeros de asiento en el viaje y las emociones (una especie de la comunión de los santos en los cristianos) de afectividad  que vivieron, casi como  reales, con las personas del duelo.

Lector, creo recordar, que, en alguna ciudad de Europa, en una fecha  determinada celebran “el día del abrazo”. En ese día, los habitantes de esa ciudad, tienen la costumbre de al encontrarse, por ejemplo, en una avenida de un parque por el que está paseando gente de todas las edades, con una sonrisa, invitan, educadamente, a otra persona a darse un breve abrazo y gozar, unos segundos de un intercambio de afectividad.

Nota: Quizás, en alguna medida, nuestra Fiesta del Pulpo, el segundo domingo de agosto, sea, también, la  semana de los abrazos.

Juan Lois Mosquera



Curriculum de Juan Lois Mosquera :

Nacido en 1942-Bachillerato por libre en Colegio Isabel La Católica. Preuniversitario Instituto Otero Pedrayo de Ourense. Estudios de Perito Industrial Electricidad en Vigo ( los actuales Ingenieros Técnicos). Actividad profesional en la multinacional Siemens-Vigo (30 años) y Redcom – Vigo (Empresa de Telecomunicaciones). Desde su jubilación en el año 2.001,reside en O Carballiño. 

—————————————————————————————————

Canon en Re mayor de Johann Pachelbel


Outros artigos de Juan Lois Mosquera

Juan Lois Mosquera: ” Curiosas formas antiguas, para evitar violencias en nuestro Espiñedo”

Juan Lois Mosquera: “Tradiciones que desaparecieron. El Viatico”

Juan Lois Mosquera: ” Tradiciones que desaparecieron. Los Reclinatorios en las Iglesias “

Juan Lois Mosquera: “Las bicicletas como instrumento de trabajo “

Juan Lois Mosquera: “Tradiciones que desaparecieron. Pequeñas capillas de madera que se trasladaban de casa en casa “

Juan Lois Mosquera: “El Colegio de las Monjas”

Juan Lois Mosquera: Tradiciones afortunadamente superadas (estéticamente). “Los pobres de los Viernes”

Juan Lois Mosquera: “Curiosas bromas de otros tiempos”

Juan Lois Mosquera: “Costumbres desaparecidas: Ir ver los cuadros de los cines “

Juan Lois Mosquera: “Cosas que perduran en O Carballiño y van formando parte de su esencia”

Juan Lois Mosquera: “Nuestras Titeretadas”

Juan Lois Mosquera: “Nuestras Zuecas”

Juan Lois Mosquera: “Las cocheras”

Juan Lois Mosquera: “Curioso Peto de Animas”

Juan Lois Mosquera: “Los limpia botas,oficio,afortunadamente, desaparecido”

Juan Lois Mosquera: ” Poemas de José Rodríguez Pereira “

Relato de Juan Lois Mosquera: Comunicación curiosa entre un abuelo y su nieto

Relato de Juan Lois Mosquera: Los antiguos incendios en inmuebles de O Carballiño

Juan Lois Mosquera: Filosofía de lo cotidiano ” ¿Cuál podría ser la misión del Homo sapiens en la Tierra?”

Relato de Juan Lois Mosquera: ” Cuando algunos solicitaban se le suministrase la electricidad por litros “

Relato de Juan Lois Mosquera: ” Carreteras mágicas gallegas “

Relato de Juan Lois Mosquera: “Primitivas y antiguas Barberías-peluquerías do Carballiño”

Relato de Juan Lois Mosquera “Primitiva Estación de Autobuses no Carballiño”

Relato de Juan Lois Mosquera “Imaginarias librerias carballinesas”

Filosofía de lo cotidiano (11): Posibles ejemplos de discursos liberatorios

Juan Lois Mosquera: Fiestas Patronales de Septiembre. Musicalidad sonora de nuestros soportales

Relatos de Juan Lois Mosquera: “Entierros en el Asilo”

Estancia del RCD Español en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (10): Quizás, curiosas divagaciones sobre la felicidad y la tristeza

O Carballiño- Curiosas formas de barrer

Filosofía de lo cotidiano (9):¿Somos dueños de nuestros pensamientos?

Filosofía de lo cotidiano (8): Cafeterías- Relojes para conversar mejor

Verano 1947-Los hermanos Magariños se ahogan en el rio Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (7) : El curioso placer de tener un ” enemigo”

La Carreira: hace años, calle llena de oficios y de actividad económica artesanal

Filosofía de lo cotidiano ( 6) : “El “valor de las sorpresas”

Antiguos juegos populares extinguidos

Los Rivera, cuatro hermanos que jugaron en el Arenteiro

Filosofía de lo cotidiano (5): La importancia de nuestros nombres de pila

Antiguas tradiciones extinguidas:-El oso y el pandero-

Filosofía de lo cotidiano (4) La Paradoja de Bertrand Russell

Nuestro Parque precursor de Twitter y Facebook

Filosofía de lo cotidiano (3): La mayoría tenemos teorías para todo

Curiosa “anécdota e historia “, ocurrida en O Carballiño

Filosofía de lo cotidiano (2)

El ultimo coche de caballos en O Carballiño

Corolarios para una filosofía de lo cotidiano

Curiosa historia de nuestro Reloj de la Plaza

Curiosas historias de nuestra “ Fonte do Concello”

Posibles axiomas para una filosofía de lo cotidiano